viernes, 26 de noviembre de 2010

EL BAILE FLAMENCO















Hoy recordé que mi cuerpo era flexible,
y mis brazos,
alas que cortaban el viento...
Mis caderas con su contoneo,
y mis pies, junto con la guitarra
hacían la música,
y cerrando mis ojos, empezaba el balanceo.

Y esa bata larga,
que con todo arte,
simulaba el capote de un torero dando una manoletina...
El flamenco,
eso bailaba mi cuerpo.
Cuando subía mis manos...
Como giraba mis dedos,
y el taconeo...lo sentía todo el cuerpo.

Tú, que acaricias la guitarra,
y que haces transformarme, en algo que no soy yo...
Bailaora de flamenco.

Pero me llevan las notas de tu guitarra,
con nada mas escucharlas,
mis brazos se alzan como si fuera a emprender vuelo,
mi cuerpo se mueve, seduciendo,
y el que mira...Se hace adicto al flamenco...

Octubre 2007

©Chely

2 comentarios: